El valor de la confianza en la era digital

El valor de la confianza en la era digital

Spencer Izard, director de investigaciones de PAC (Pierre Audoin Consultants) en Londres, ha volcado en el blog de la compañía algunas reflexiones sobre la confianza digital y su creciente importancia para las empresas, acelerada durante la pandemia.

La definición más evidente de este concepto es «la confianza del público en la capacidad de una empresa para proteger datos sobre ellos y en relación con ellos (el público)». Y, al igual que sucede con modelos sociales similares, la confianza digital es difícil de conseguir pero muy fácil de perder, pudiéndose convertir incluso en una desconfianza digital.

Las empresas, según escribe Izard, están sometidas a una creciente y constante presión para ofrecer experiencias digitales al cliente en todas las áreas. Y, debido a esta presión –también del tiempo–, la protección de datos y la ciberseguridad, por desgracia, suelen quedar en segundo plano. En muchos casos, la crisis del coronavirus no ha hecho más que acentuar este hecho. La protección de los datos personales ha sido reconocida como un derecho humano fundamental por parte de gobiernos en todo el mundo, destacando la importancia de la confianza en los servicios digitales en las interacciones con los consumidores y otras empresas.

Las frecuentes y graves filtraciones de datos pueden, según Spencer Izard, no obstante provocar una desconfianza digital, por ejemplo, a través de ataques a la ciberseguridad, uso indebido de datos personales, propagación de Fake News o información falsa, algoritmos sesgados o falta de transparencia digital. Cada uno de estos vectores puede traducirse en daños reputacionales, pérdida de clientes o sanciones reglamentarias para las empresas.

Hoy en día, se espera que las empresas defiendan la protección digital de los datos, sean sinceras y fiables, respalden la transparencia y ofrezcan confianza en sus interacciones con el público, manteniendo la confidencialidad, la trazabilidad y la integridad de los datos. Sin embargo, esta ingente tarea no debe abordarse en solitario: de acuerdo con Izard, los servicios basados en la nube han democratizado el acceso a potentes formas de realizar, integrar y automatizar la comunicación con los consumidores y otras empresas. Para ello, es necesario encontrar al socio adecuado, que tenga la experiencia necesaria en entregas y asegure una gestión continuada del servicio.

Un socio como Retarus, por ejemplo. Obtenga más información sobre los motivos por los que puede confiar en Retarus en el entorno digital accediendo al webinar «Trust in the Digital World – Combining Performance and Data Protection in Enterprise Messaging» y en nuestro sitio web.

Tags: // //

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.