Las empresas de todo el mundo consideran las ciberamenazas como el principal riesgo

Las empresas de todo el mundo consideran las ciberamenazas como el principal riesgo

La aseguradora Allianz ha publicado su «Barómetro de Riesgos de 2022». En la encuesta, que cumple su undécima edición, las empresas señalan los riesgos cibernéticos, la interrupción de la actividad y las catástrofes naturales como los mayores riesgos empresariales para este año.

Según los datos de Allianz Global Corporate & Specialty (AGCS), para la realización de este nuevo Barómetro de Riesgos se encuestó a 2.650 expertos en gestión de riesgos, entre ellos directores generales, gestores de riesgos y expertos en seguros de 89 países y territorios. Su mayor preocupación en la actualidad son las ciberamenazas (44 %), seguidas por la que quedó situada en primer lugar el año pasado, la interrupción de la actividad (42 %) y de las catástrofes naturales (25 %), que el año pasado solo ocupaban el sexto lugar.

«Es probable que las interrupciones operativas sigan siendo el mayor vector de riesgos en 2022», afirma el director de AGCS, Joachim Müller, en el comunicado de prensa sobre el nuevo barómetro. Por tanto, la creación de un sistema de prevención y defensa contra las numerosas causas de las interrupciones operativas se están convirtiendo, cada vez más, en una ventaja competitiva para las empresas. A este respecto, en la cartera de Retarus destacan la solución modular Secure Email-Platform y, en especial, Email Continuity.

El ransomware, la mayor ciberamenaza

El principal motivo para el miedo imperante a los ciberataques es probablemente el fuerte aumento de los ataques de ransomware en 2021. El 57% de los encuestados consideró este tipo de ataque como la mayor amenaza cibernética de este año. Según Allianz, los ataques más recientes muestran unas tendencias preocupantes, como la de «doble extorsión» (una combinación de cifrado del sistema y robo de datos), la explotación de vulnerabilidades de software (p. ej. Log4j, Kaseya) o los ataques a infraestructuras físicas críticas (Colonial Pipeline).

El ransomware se ha convertido en un gran negocio para los ciberdelincuentes, que han optimizado sus tácticas reduciendo las barreras de entrada, según Allianz. «La comercialización de la ciberdelincuencia simplifica la explotación de las vulnerabilidades», advierte Jens Krickhahn, Practice Leader Cyber & Fidelity de AGCS Central & Eastern Europe. «Observaremos más ataques sobre las cadenas de suministro y las infraestructuras críticas».

Los ciberataques son también la causa más temida de las interrupciones empresariales

Según el el informe de Allianz, el año pasado estuvo marcado por interrupciones extendidas. El alcance de las vulnerabilidades de las cadenas de suministro y de las redes de producción actuales se hizo más evidente que nunca. Los encuestados para el nuevo Barómetro de Riesgos temen en mayor medida a los ciberataques como causa para la interrupción de la actividad empresarial, no solo por el aumento de los ataques de ransomware, sino también por la creciente dependencia de las empresas de la digitalización y el trabajo a distancia.

La pandemia ha puesto de manifiesto la gran interconexión de las cadenas de suministro actuales y el modo en que acontecimientos a priori no relacionados entre sí provocan fallos generalizados. Por tanto, existe una creciente disposición por parte de los directivos de primer nivel a introducir más transparencia en la cadena de suministro y a replantear las estrategias actuales, admite Jürgen Wiemann, Head of Property Germany & Central Europe de AGCS: «Las empresas invierten en herramientas y trabajan con datos para conocer mejor los riesgos, crear inventarios e identificar redundancias, así como para diseñar planes de contingencia para la continuidad empresarial.»

Para el diseño de planes de contingencia, la solución Email Continuity de Retarus puede representar una pieza fundamental. Este servicio garantiza que, en caso de producirse un fallo en la infraestructura de correo electrónico de la empresa, ésta contará con un sistema de emergencia para mantener la comunicación por correo electrónico crítica para el negocio. Todos los servicios basados en la nube de Retarus más relevantes pueden contratarse con funcionamiento redundante en varios centros de datos, si así se desea. De este modo, si uno de ellos deja de estar disponible, el tráfico se dirige automáticamente a otro.

Por cierto: el Barómetro de Riesgos de Allianz es una lectura que merece la pena, también más allá de los ciberataques y las interrupciones de la actividad. Los interesados pueden descargar el informe completo desde la página web de AGCS.

Tags: // // //

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.