Selección de proveedores: el comienzo de una transformación importante

Selección de proveedores: el comienzo de una transformación importante

La pandemia del coronavirus y la guerra de Rusia contra Ucrania han hecho tambalear las cadenas de suministro mundiales. El «Index of Global Trade Health», un importante indicador para el comercio mundial, se situó 7 puntos por debajo del volumen esperado en el primer trimestre de 2022, y la recepción de pedidos incluso cayó 16 puntos.

En consecuencia, las empresas empiezan a poner a prueba –y a reestructurar– las relaciones con sus proveedores a nivel mundial. Debido a los retos geopolíticos y aquellos causados por la pandemia, las empresas estadounidenses empiezan a confiar en proveedores más cercanos, reubicando pedidos de Asia a México, por ejemplo. La prestigiosa consultora McKinsey pronostica que, en los próximos 5 años, el 26 % de la producción mundial se tendrá que reorganizar en base a una reubicación fronteriza y a la relocalización («nearshoring» y «reshoring»).

Conexión flexible de cualquier proveedor

Esta nueva tendencia supone considerables desafíos, ya que las empresas deben integrar nuevos proveedores –preferiblemente de manera totalmente digital– en la cadena de suministro, sin ralentizar ni poner en peligro los procesos de compra. En la mayoría de los casos, la integración de los proveedores (en especial los de tipología B y C) suele ser complicada desde el principio, porque les faltan interfaces o porque los sistemas y/o los procesos son incompatibles. Por tanto, los avances en IT deberían centrarse en integrar directamente a proveedores con diferentes grados de digitalización en la cadena de suministro y, al mismo tiempo, gestionar de manera flexible los cambios que necesitan ser implementados con poca antelación.

Cadena de suministro digitalizada: reducción de costes y errores 

Independientemente de si hablamos de pedidos, confirmaciones, órdenes de entrega o facturas, gracias a la conexión digital de los proveedores de cualquier tamaño, el intercambio de documentos y el procesamiento automatizado de los datos en sistemas y flujos de trabajo posteriores será mucho más sencillo, rápido y fiable. El esfuerzo manual y los costes se reducen, todos los procesos son menos propensos a sufrir errores y, por lo tanto, son más seguros. 

¡Póngase en contacto con nosotros! Estaremos encantados de mostrarle cómo analizar de forma sistemática las relaciones con sus proveedores actuales, cómo identificar oportunidades de mejora y cómo integrar nuevos socios de manera digital. Las interrupciones en las cadenas de suministro globales no pueden evitarse completamente, pero con una gestión de proveedores con visión de futuro podrá contrarrestarlas activamente y reaccionar con flexibilidad a los cambios.

Tags: // // //

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.